Reclutamiento y Selección: importancia de la automatización de tareas

La búsqueda de candidatos puede convertirse en un proceso laborioso para los reclutadores, especialmente por la cantidad de datos que reciben, por ello, cada vez más consultores de reclutamiento y selección utilizan herramientas relacionadas con el big data, que facilitan la automatización de tareas.

Los desarrollos tecnológicos con Inteligencia artificial aplicados a los recursos humanos permiten agilizar los procesos de selección mediante aplicaciones de software. El objetivo es automatizar aquellas tareas repetitivas, de esta manera, los reclutadores pueden liberarse de ciertas tareas y centrarse en otras de mayor valor añadido.

Con las herramientas de automatización robótica se puede programar para capturar e interpretar los currículums. Esto ayudará a realizar búsquedas, filtrar según campos concretos, procesar datos, desencadenar las primeras interacciones con candidatos o conectarse con otros sistemas digitales.

Esto ha dado como resultado el incremento de la productividad y eficiencia en diferentes actividades, a la vez que permite a los expertos de RR.HH. dedicarse a aquellas acciones más delicadas o estratégicas, como la entrevista de selección o el contacto con candidatos en las últimas fases del proceso.

La automatización del reclutamiento agiliza el proceso de adquisición y proporciona la consistencia y la estructura que, a menudo, falta en este proceso. Si los responsables del reclutamiento aprenden y conocen estas herramientas y las utilizan en su máximo potencial, se conseguirán mejores resultados.

También es importante resaltar que el uso de herramientas para automatizar procesos no tiene el fin de amenazar su puesto de trabajo. Esta tecnología no está diseñada para reemplazar a los humanos, sino facilitarles sus tareas y lograr un mejor desempeño en las mismas.

La automatización agiliza y libera un inestimable tiempo, que bien utilizado, se debería dedicar a mantener y profundizar el contacto humano con los candidatos más idóneos. Sin embargo, el reto está en identificar dónde está el límite a la tecnología. Estos procesos no contemplan la valoración de los aspectos más subjetivos del individuo, ni mucho menos, problemas de base como la atracción de talento, la creación de nuestro employer branding, el engagement y el clima laboral.

Beneficios de la automatización

Obtención rápida de candidatos: Tanto el reclutamiento de los candidatos como el proceso de selección posterior son tareas pesadas, que requieren tiempo. Sin embargo, si utilizamos herramientas de automatización, el proceso se puede agilizar con un esfuerzo mínimo por parte de los responsables de RR.HH.

Para ello, debe personalizar los requisitos y realizar una buena descripción del puesto. Después, los candidatos podrán aplicar en diferentes plataformas en un solo clic, pudiendo alcanzar una gran cantidad.

Igualmente, podremos utilizar un algoritmo para preseleccionar a los solicitantes, que cumplan algunas características determinadas fijadas de antemano, facilitando la contratación del talento que más se adapte a la empresa y a las necesidades del nuevo puesto de trabajo. Además, estos algoritmos pueden escanear currículums y proponer candidatos de forma periódica, acorde a contrataciones anteriores, de manera que siempre tengamos opciones adecuadas a las que ofrecer el puesto.

Mejora el ROI y la productividad: Por otra parte, este tipo de herramientas automatizadas también se caracterizan por mejorar el retorno de la inversión (ROI) y la productividad. Algunos programas están equipados con un sólido análisis y seguimiento de datos, que les brinda a los reclutadores la inteligencia empresarial para reconocer los cuellos de botella en el proceso y aumentar el retorno de la inversión del proceso general de reclutamiento. También proporciona automáticamente varios informes con datos instantáneos sobre su productividad y ayudan a mejorarla.

Experiencia del candidato: La peor parte del proceso de búsqueda de empleo para cualquier candidato es la espera de una respuesta. Tener que manejar la incertidumbre y no saber si continúan en el proceso.

El error más común que cometen la mayoría de las organizaciones es dejar al candidato sin respuesta, dar una información clara respecto al proceso elimina la confusión y estas herramientas permiten dar aviso sobre el avance del proceso, para que los futuros empleados sepan en qué etapa se encuentran. También es posible programar bots que pueden enviar correos electrónicos de citas para una entrevista personal a los candidatos en un solo clic, evitando la carga de trabajo adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *