fbpx

Ciberseguridad en las organizaciones ¿por qué es importante?

Ciberseguridad en las organizaciones ¿por qué es importante?

La tecnología ha traído a las empresas muchísimas ventajas, pero también grandes amenazas de vulnerabilidad. Una de ellas está relacionada con la seguridad de los sistemas informáticos que usamos todos los días o con los que trabajamos. Un riesgo que hasta hace pocos años era parte de las películas de ficción, actualmente es una realidad frecuente y cotidiana.

Por ello, la ciberseguridad pasó a ser una de las preocupaciones más importantes que tienen muchos gestores de empresas en pro de combatir los fraudes y vulnerabilidad de los datos alojados en los sistemas de una organización. Esta medida se toma a raíz de las constantes amenazas y el importante desembolso económico que genera poder recuperarlos.

Amenazas a la seguridad más comunes

Las primeras amenazas en la seguridad de los sistemas digitales, las encontramos a través de programas maliciosos, malware, programas espía, spyware, virus informáticos, gusanos o troyanos que pueden acceder a las cuentas de correo o a las estructuras informáticas de la empresa.

También, pueden llegar a través de sistemas mal programados que dan la oportunidad para que piratas informáticos accedan a los datos y configuraciones de un sistema. Estos sistemas mal diseñados pueden facilitar puertas de entrada a elementos digitales no deseados.

¿Cómo hacer frente a las amenazas?

Hay que ser conscientes del valor que tienen los datos e información que se aloja dentro de sus sistemas, es decir, todo lo que gira alrededor de una organización, su pasado, presente y futuro es susceptible de ser robado o manipulado con fines delictivos por terceros. Con esto se quiere dar a entender que para las empresas es indispensable contar con los mejores sistemas de seguridad que ayuden a controlar estas amenazas, que pueden incluso, condicionar la vida de su empresa.

En tal sentido, es posible implementar medidas para mejorar los sistemas de seguridad informáticos: en primer lugar, la capacitación y actualización en materia de ciberseguridad de sus trabajadores que tengan acceso a los sistemas informáticos, a fin de que adquieran rutinas de trabajo efectivas, y con menos riesgos en el desarrollo diario de sus obligaciones. A esto hay que añadir otras acciones como la codificación de la información, en especial en proyectos que resulten más vulnerables.

Además, puede implementar el uso de contraseñas de difícil acceso, o bien firmas y certificados digitales que dificulten que piratas informáticos accedan a la información delicada. Otra alternativa relevante sería realizar copias de seguridad y sistemas de respaldo remoto con los datos más importantes de su empresa, con el propósito de dificultar su acceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *